“Siempre piensas que le puede pasar a un vecino o a un familiar, pero nunca a ti”. Así describe Luis el impacto que supuso recibir la noticia de que padecía un cáncer de vejiga. A sus 65 años, Luis siempre ha trabajado como actor y ha estado involucrado en muchos proyectos tanto de doblaje como de director. Sin embargo, cuando le diagnosticaron el cáncer, su vida cambió y todos sus planes pasaron a un segundo plano por culpa de la enfermedad. Por si esto no fuera poco, meses después de la noticia, tuvo un episodio de trombosis en la pierna derecha.

Pese a la gravedad de la situación, Luis decidió que el cáncer no le apartaría de sus proyectos. “Cuando me diagnosticaron la enfermedad mi agenda quedó vacía, solo había la palabra cáncer” explica Luis. Ahora, con la ayuda de su mujer, su agenda vuelve a estar llena de ilusiones, motivaciones y planes para el futuro.

Después del episodio de trombosis, Luis empezó el tratamiento con heparinas. Al principio le aterraba la idea de tener que pincharse todos los días. Poco a poco fue dándose cuenta de que era algo que tenía que hacer el. Ahora, se pincha la heparina cada día sin ayuda de nadie.

 

Desde LEO Pharma quisimos compartir un día en la vida de Luis, acompañándole a una visita rutinaria al Hospital Clínic de Barcelona. Días más tarde Luis y su mujer estuvieron en nuestras oficinas de Barcelona compartiendo su historia de superación y respondiendo a las preguntas que los empleados de LEO Pharma España tenían. En palabras de María, la mujer de Luis ‘Hoy ha sido un día mágico para Luis, un día que nunca va a olvidar’