En LEO Pharma trabajamos para aliviar la carga que soportan los pacientes con enfermedades de la piel, desarrollando y proporcionando soluciones de la máxima calidad que permitan a las personas afrontar mejor su situación y vivir con confianza.
Lo hacemos escuchando a los pacientes para comprender mejor sus necesidades individuales y las de las personas que cuidan de ellos, para poder innovar en aquello que pueda aportar algún aspecto diferencial para mejorar su día a día.

Colaboramos con los profesionales de la salud para desarrollar soluciones innovadoras, más allá del tratamiento farmacológico, que permitan a los pacientes controlar mejor su enfermedad. Nos comprometemos a crear una conciencia social donde las personas que viven con enfermedades de la piel sean tomadas en consideración y obtengan un mejor acceso a la atención sanitaria.

LEO pertenece al 100% a la Fundación LEO y esto significa que todos los beneficios que obtiene la compañía se reinvierten en investigación y en ayudar a más y más pacientes cada día mediante el desarrollo de nuevas y mejores soluciones.
LEO Pharma es ajena a intereses particulares o de accionistas externos y puede así planificar una investigación específica a largo plazo, desarrollar medicamentos y tratamientos encaminados a necesidades de pacientes todavía no resueltas.

Pertenecer a una fundación compromete especialmente a la compañía con su misión, que es “ayudar a las personas a tener una piel sana”.